Respuestas a un comentario “escéptico” en HablandoDeHomeopatia

En el blog HablandodeHomeopatia se publicó recientemente una entrada interesante: Mi querido enemigo (de la homeopatía).

Un comentario a esta entrada comienza diciendo que “La homeopatía hace afirmaciones muy atrevidas que debería sustentar con pruebas”, y procede a señalar algunos estudios que, a su juicio, deslegitiman la homeopatía. Me sorprenden esas conclusiones, ya que al revisar cada uno de los estudios veo una información muy favorable.

El estudio de Linde concluye que, a pesar de que la homeopatía parece implausible a su juicio, los resultados del metanálisis son incompatibles con un efecto exclusivamente de tipo placebo (es decir, que parece haber un efecto especifico de los principios activos homeopáticos). Dicho lo cual, los autores echan de menos estudios que concluyan claramente sobre la eficacia en patologías concretas.

El siguiente estudio que menciona, de Jacobs, justamente viene a aportar luz a esa duda con un metanálisis (estudio de estudios) que concluye que, para la diarrea infantil, la suma de los efectos detectados en cada estudio confirma que la homeopatía es eficaz en la reducción de la duración de la diarrea, lo que tiene repercusiones importantes porque se reduce el tiempo de malnutrición y deshidratación de los niños (a no olvidar que los estudios se hicieron en países en vías de desarrollo, donde la diarrea infantil es un grave problema de salud pública).

El último estudio mencionado (Witt) concluye que los efectos favorables de los tratamientos homeopáticos se mantienen a los 2 y a los 8 años de haber sido tratados los pacientes, y leyendo el artículo completo se especifica que es así para el conjunto de las patologías tratadas, no porque unas pocas tiren “hacia arriba” de los resultados globales. La severidad del problema pasa de ser puntuada con un 6,2 (6’1 en niños) a un 2’7 (1’7 en niños), es decir una reducción de la severidad del 56% y 72% respectivamente. La mayoría de médicos con los que he hablado (con o sin formación en homeopatía) los considera muy buenos resultados.

A continuación duda de la consideración de medicamentos que tienen los productos homeopáticos: ¿hay que volver a recordar que lo son de acuerdo con las leyes europeas y nacionales sobre medicamentos y que deben pasar las pruebas que las agencias oficiales prevén? ¡Por supuesto, estas pruebas varían dependiendo de que se solicite o no poder hablar de una indicación concreta!

Uno de los mayores problemas, dice, es que la mayoría de estudios mide los resultados de forma subjetiva. Desconozco cómo ha escogido los estudios que ha leído, sin embargo no me cuesta nada poner ejemplos concretos de las mediciones que se hicieron en algunos estudios con favorables a la homeopatía: el número de días para alcanzar una reducción “x” de deposiciones en la diarrea, número de grados que baja la fiebre en la gripe, reducción de la cantidad de secreciones bronquiales, puntuación en estudios de polisomnografía para el insomnio, puntuación en escalas internacionalmente validadas de depresión o ansiedad (las mismas que se usan para medicamentos convencionales), y tantas otras todas ellas objetivas y objetivables. Claro que también se mide el bienestar o malestar percibido por el paciente o la cantidad de mejoría percibida por el médico, es una práctica honesta en investigación y cada vez más solicitada por las agencias de evaluación, porque a una madre le interesa que baje la fiebre del niño, y le interesa más aún que el niño esté contento y tranquilo, que coma, que juegue y que duerma. Y a los médicos nos interesa (o nos debería interesar) tanto como a las madres.

A la crítica sobre las bases de la homeopatía (las sustancias pueden producir síntomas pero también aliviarlos, y los principios activos homeopáticos tienen efectos biológicos a pesar de haber sido muy diluidos) y a la muy comentada “memoria del agua” me gusta responder aludiendo a las semejanzas con la farmacología convencional.

Que las sustancias tienen efectos paradójicos o variables según la dosis de dicha sustancia y según la sensibilidad del paciente no es en absoluto atrevido y está presente en la rutina de uso de los medicamentos convencionales (derivados de anfetaminas para reducir la hiperactividad, medicamentos que te “animan” en la depresión también te “tranquilizan” en la ansiedad (ISRS), las benzodiacepinas pueden producir “activación” en lugar de sueño en un gran porcentaje de niños, etc). La novedad de la homeopatía es aprender a aprovechar estos efectos de forma sistemática, y en efecto hay numerosos estudios que lo demuestran. Por poner un ejemplo, en algunas zonas de la India hay un problema de toxicidad permanente por el arsénico de las aguas de uso común que puede ser tratado con medicamentos homeopáticos derivados de arsénico, lo cual se ha estudiado a nivel de experimentación tanto celular como animal humana (aumento de la eliminación en orina y mejoría de los síntomas), por mencionar sólo algunos de los muchos estudios realizados y publicados en revistas biomédicas.

Que en los principios activos homeopáticos hay algo más que agua, es algo que se ha demostrado por diversos métodos y en numerosas ocasiones, con la participación de muy diferentes laboratorios y universidades independientes. Para no alargarme en esta entrada, ofrezco un enlace interesante y otro sobre un modelo que propone el modo de funcionamiento de estos medicamentos para desencadenar respuestas holísiticas o multisistémicas. Para la tranquilidad de los que necesitan modelos más “concretos”, a este modelo se suman los estudios sobre el mecanismo de acción con principios activos y células concretos, como el de los principios activos derivados de Gelsemium sobre las neuronas: por un lado se evidencia el efecto mediado por los receptores glicinérgicos de estas células y también se producen cambios en su expresión génica.

Que el agua tiene “memoria” es una expresión que resulta adecuada (intuitiva) en los medios, pero a nivel científico preferiría hablar de modificaciones reversibles de la estructura del agua, en este caso a través de la dilución y dinamización de otra sustancia (del mismo modo que para fabricar un medicamento podemos “cortar” o “doblar” una proteína con uno u otro enzima, pero los médicos no decimos que “las proteínas recuerdan el enzima” aunque hayamos retirado el enzima y las proteínas conserven los cambios producidos -hasta que provoquemos nuevos cambios-). Hay que recordar que la memoria (o modificación) se produce al combinar dilución y dinamización, pero no si sólo se produce la dilución (al menos en lo que respecta a los medicamentos homeopáticos), por eso no debe preocuparnos el efecto de las sustancias diluidas en el agua en algún momento pero sin un proceso de dilución y agitación en serie. Por otro lado, determinadas “agresiones” químicas (adición y dinamización de una alta concentración de otra sustancia) o físicas (por ejemplo las altas temperaturas, y evidentemente la evaporación) pueden deshacer estas modificaciones de modo que el agua purificada es solo eso: agua. Agua que podemos utilizar, cómo no, para fabricar nuevos medicamentos.

El autor de la crítica declara estar dispuesto a cambiar de opinión si se ofrecen pruebas y respuestas, y espero de corazón que así sea. Con frecuencia veo que los debates se alargan pidiendo innumerables nuevas pruebas y estudios con otros diseños, pero yo sí que tengo “fe” en que estos datos son suficientes para “abrir una puerta”. Como mínimo, a la posibilidad de que la homeopatía sea una terapia científicamente válida.

Miles de médicos y científicos, los que proporcionan estas pruebas y muchos otros, ya han comenzado a interesarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s